lunes, 14 de febrero de 2011

VARIEDAD DE CENTRO DE MESA

Hay numerosos estilos y formas dentro de la decoración floral. En el caso de que se trate de una variedad de centro de mesa, tendremos que ajustarnos a la personalidad de nuestro cliente, al entorno y al tipo de evento que se quiera realizar, para cumplir los objetivos de las personas que requieran de  nuestros servicios.
Nuestros conocimientos de las nuevas técnicas sobre la decoración floral, nos permiten ampliar las posibilidades a la hora de realizar nuestra variada selección de centro de mesa, permitiéndonos ser más creativos y originales, utilizando mayor variedad de flores, ramajes y tonalidades de colores que nadie ha diseñado antes. Puesto que los tiempos cambian hay que estar a la última con las nuevas tendencias, complementando un abanico más amplio de posibilidades a la hora de realizar nuestros centros de mesa, innovando en formas más atrevidas y vanguardistas. Disponiendo nuestra empresa  de la gama más alta de colores, texturas, formas, tamaños y tipos de flor, para conseguir el de centro de mesa que más se ajuste a nuestro cliente.
Para nuestra variedad de centro de mesa, utilizamos combinaciones de colores como por ejemplo: Tonos neutros y tierra, como crema y blanco, beige y blanco, para centros sofisticados en salones de boda en mesas con manteles blancos y vajilla de tonos pálidos. También colores beige y melocotón, hueso y beige, en lugares donde predomina
la madera en tonos suaves, manteles con colores crema, también si en el ambiente hay elementos de cuero, piedra, etc. Otros colores como terracota y tierra, para lugares con colores cálidos e intensos y con formas fuertes. En una decoración otoñal, con gamas de colores amarillos y rojos pegaría muy bien esta tonalidad.  Colores más vivos y vibrantes, para lugares con aspectos más cargados en interiores más modernos, como colores amarillos y rojo combinándose entre si  para crear contrastes y una atmosfera vibrante. Otros colores como el turquesa y el lima. Esta es una gama de colores más fría y acompañan muy bien a los colores amarillos, verdes, azules fuertes, naranjas, para lugares modernos, tanto en ramos de novia, como en jarrones de flores. Los tonos azules: Estos combinan bastante bien con los entornos blancos o en los manteles en los que predomina este color, usando como acompañamiento, pequeños toques de amarillo, acompañados de flores con colores azules intensos, como anémonas, violetas africanas, lirios, lisiantos, etc. Y amarillos, como crisantemos, narcisos, tulipanes, fresias amarillas, etc.  Tonos azules, rosas y malvas. Esta gama de colores  son ideales para habitaciones cómodas y cálidas. Se pueden acompañar con colores cremas pálidos, para iluminar el centro de mesa y suavizar el ambiente. Tonos blancos y verdes. Son colores fríos y frescos, sofisticados y a la vez sencillos, combinando tanto con flores frescas como secas, en lugares como comedores,  vestíbulos, cocinas, en interiores tanto modernos como clásicos. Todas estas combinaciones para los centros de mesa y muchos más acompañamientos de colores, ofreceremos a nuestros clientes y detallaremos sus acompañamientos florales en otro apartado más detalladamente.
En numerosas ocasiones en lugares como casas, hoteles, restaurantes, tiendas, banquetes de bodas o salones de reuniones, se nota una sensación de vacío, aunque el lugar disponga de mucha iluminación o se aprecie colores llamativos. En este caso, nuestros arreglos florales, centros de mesa o plantas decorativas, producirán un gran efecto en el lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario