sábado, 12 de marzo de 2011

CENTRO DE MESA CON ROSAS ROJAS


Venta de centros de mesa con rosas rojas www.cetrodemesa.org 651663860 info@deflores.es

En el apartado de centro de mesa con rosas rojas, vamos a explicar como se realiza, paso a paso,  un centro con una base de mimbre, madera o bien de laton.
Para realizar un centro de mesa con rosas rojas, dispondremos de un paquete de 24 rosas en este caso rojas y de flor grande, a ser posible con los petalos abiertos. También nos hará falta un cubo grande con agua, para meter los tallos de las rosas, para que no se sequen hasta la realización del centro de mesa y a su vez aprovecharemos para sumergir en agua el mosi, que se trata de la esponja que utilizamos los floristas, como bases para los centros, donde introducimos las flores pinchándolas, manteniendo los tallos siempre húmedos.
Una vez escogido la base de mimbre deseada por nuestro cliente, con un cuter de florista, cortaremos la esponja a la medida y la colocaremos dentro de la base de mimbre, colocando debajo un plástico, para que a la hora de encharcar la cesta y mojar la esponja, no se salga el agua al exterior, goteando y manchando la mesa o el mantel.
Comenzaremos eligiendo una rosa roja aparentemente recta, para colocarla en el medio de la cesta. A continuación cortaremos los tallos de la rosas rojas, a la medida deseada y comenzaremos a colocar las rosas de los laterales, pinchándolas bien en el mosi, dentro de la cesta, bien pinchado para que no se mueva nada nuestro centro de mesa con rosas rojas.  
Hay que recordar que nosotros, cortamos los tallos de las flores en diagonal, para que absorban  mas  agua y dure mucho más la flor.
Colocaremos las rosas de una en una, hasta dejar el conjunto deseado para que nuestros centros de mesa con rosas rojas, quede elegante desde todos los ángulos, colocando las flores y dejando el centro de mesa prácticamente terminado, siguiendo las líneas para realizar la forma redonda deseada.
 Terminaremos siguiendo dando forma al centro hasta dar la apariencia requerida para el frente de nuestro centro de mesa con rosas rojas. Logrando un centro  maravilloso, para colocarlo, resaltando el lugar y  llenando de luz y color el ambiente.
Las rosas últimamente parece que estamos dejándolas un poco olvidadas ante la llegada masiva de flores más exóticas y accesorios más llamativos, pero debemos darnos cuenta de que  es y será una de las flores más bonitas y más versátiles para los floristas ya que con ellas se puede hacer todo tipo de ornamentación, que con algunas de estas otras exóticas flores no se pueden hacer porque lo impida la durabilidad de las mismas o como la resistencia a la temperatura y ambiente seco del exterior, sien también su costo mucho menos elevado y también otro motivo, no menos importante, como es su gran variedad de colores y tamaños, también demos tener en cuenta la disponibilidad que es prácticamente todos los días del año
También tienen detractores, sobre todo los puristas en el tema de las rosas tintadas, generalmente nosotros a penas las usamos.
CENTRO DE MESA CON ROSAS ROJAS

CENTRO DE MESA ORIGINAL

Venta de centros de mesa originales www.centrodemesa.org 651663860 info@deflores.es 

Entendemos por centro de mesa original, aquel que nosotros mismos, o, junto con las indicaciones de nuestros clientes, que aunque parezca mentira tienen un gran sentido de la decoración floral y gusto exquisito, podamos recrear y llevar a cabo para la satisfacción de nuestros clientes
En el apartado de centro de mesa original explicaremos como y de que se compone un centro de estas características,
Lo acompañaremos en líneas generales de rosas anaranjadas y velas blancas.
Para realizar un arreglo, en una base rectangular de latón o de madera, tendremos que forrar el interior de plástico para que a la hora de colocar completamente empapada la esponja de floristeria (mossi)  no gotee manchando el lugar donde se vaya a colocar y llegue a estropear un día o momento festivo. Un aspecto a tener en cuenta antes de cortar el mossi  es la de sumergirlo previamente en agua, durante un tiempo de aproximadamente 15 minutos mínimo para que absorba todo el agua lentamente.
Escogeremos una vela apropiada para cada circunstancia, en este caso escogeremos una vela grande y blanca y la colocaremos encima de la base apoyada en el mossi para dar un ambiente de fiesta con nuestro centro de mesa original.
Los colores a utilizar para nuestro centro de mesa original será el verde como hojas de camelias, que son unas hojas muy grandes, bonitas y muy brillantes, que las colocaremos pinchadas en el mossi alrededor de la vela blanca para dar la estructura al centro de mesa original. Otro tono a utilizar será el anaranjado, utilizaremos naranjas en fruta para colocarlas alrededor de la vela blanca y para ello, haremos un pequeño agujero en la naranja con la cuchilla de floristería y lo uniremos con un trocito de rama del naranjo pinchándolo alrededor de la vela como si fuera una flor, la vela ira mas alta que las naranjas. A continuación colocaremos las rosas anaranjadas y las posicionaremos de manera impar por cada lado.
Una manera de dar volumen a nuestro centro de mesa original será colocando con follaje de plantas como ramajes o palos, de forma alargada que podrá ir perfectamente situada entre las rosas anaranjadas.
Un fruto llamado carambola en forma de estrella será otra elección para decorar el centro de mesa original, colocándolos salteadamente sin poner muchos, rellenando todos los espacios abiertos mezclados con las hojas, quedando un adorno espectacular y muy primaveral.
Se podrá hacer distintos centros de mesa originales variando las flores y los frutos, tanto como la vela o la base dependiendo de lo que se quiera transmitir con nuestro centro de mesa original
Una medida que deberemos tener siempre en cuenta a la hora de confeccionar centros de mesa originales es la de no usar en lo posible ni las bases ni los adornos extraflorles que normalmente acompañan a los centros de mesa normales, en estos centros originales, siempre podremos y deberemos no tener miedo a utilizar si creyéramos necesario en algún momento hasta utilizar un mango de escoba.