martes, 17 de enero de 2012

ORQUIDEAS


               Cultivo de Orquideas en casa.                      
Prendidos con orquideas




Para poder cultivar cualquier orquidea, lo primero que debemos saber es, cual es su hábitat y de donde es originaria. Las orquideas phalaenopsis, en concreto, proceden de Asia y viven en la selva tropical, húmeda y sombría, a lo largo de los ríos, lagunas, incluso hasta en las orillas del mar, se dice que su descubridor, en un claro de la selva, la confundió de lejos con un grupo de mariposas revoloteando, con lo que las denominó, orquideas phalaenopsis, en griego, (que significa, forma de mariposa)
Con estos datos, ya podemos hacernos un poco la idea de cómo las hemos de tratar.

La temperatura para las orquideas, debe de ser, la de cualquiera de nuestros domicilios, entre 15º y  30ºC

Luz, a ser posible, cerca de una ventana con orientación al sur,  o suroeste, si no es posible, cerca de la más luminosa de la casa  NUNCA SOL DIRECTO  esto se puede evitar con el visillo blanco delante de la planta.

Si la humedad del ambiente es muy baja, conviene de vez en cuando, pulverizar las hojas verdes de las orquideas, lo ideal sería, colocarlas entre un grupo de plantas que tengamos, creando un pequeño microclima, entre la sombra y la humedad de las otras plantas, si no puede ser así, buscaremos una bandeja, del doble más o menos del diámetro del tiesto y pondremos una capa de guijarros dentro, llenando de agua, a ras de los guijarros y colocando encima la maceta con la orquídea, procurando que no toquen nunca las raíces el agua.

Los riegos los iremos viendo, pero para empezar, una vez a la semana, siempre por la mañana, colocándola debajo del grifo con agua matada la friura y sin levantar el sustrato, a continuación la dejamos escurrir bien y volvemos a colocarla en su sitio, procurando que nunca por la noche, quede ni una sola gota de agua, entre las hojas de la planta.

La ventilación, es imprescindible, pero nunca debemos colocarla en corrientes de aire, aunque los libros de orquideas lo digan.

Para el abonado, sirve cualquier abono líquido para plantas de interior, pero, diluido con el doble de agua que marca el prospecto, cada 15 días y solamente en primavera y verano.

Para tener un buen sustrato para las orquídeas phalaenopsis, sería el formado a base de: trocitos de corteza de pino del tamaño de una avellana, igualmente de corcho blanco, esponja troceada en el mismo tamaño más o menos y media docena de trozos de carbón vegetal y si se puede conseguir, un puñado de musgo asfagnum.

Para el cambio de macera, se saca la orquídea de la suya, se cortan las raíces que estén podridas,  se pone debajo del grifo para lavarla bien y se introduce en una maceta limpia de las mismas características. Nunca ponerlas en tierra, aunque algunos los libros de orquideas, digan lo contrario.

Un truco para hacerlas florecer. Durante los meses de otoño, hay que procurar que la temperatura por la noche baje a unos 13º o 18º C, colocando la planta en la parte más fresca de la casa y haciendo que la temperatura diurna llegue a superar los 20º a 25ºC con lo que logramos un salto grande de temperatura y esto hará que transcurridas unas pocas semana, comience a salir la vara floral, floreciendo mas adelante, pudiendo utilizar sus flores, para los centros de mesa, o decoraciones florales.

Los centros de mesa con orquideas, suelen ser los más apropiados para una boda, también, se demandan mucho los ramos de novia con orquideas y a su vez, las decoraciones con orquideas, este año se utilizaran más que el año pasado, junto a hojas y follaje de plantas más atrevidos y coloridos.


Regalar orquideas, es uno de los regalos mas apropiados, para llenar de color y alegría una casa.




orquideas




libros de orquideas